Rappi beneficio para todos se puede vover tu sustento diario

Ahora con Rappi puedes tener  un sustento diario para hacer compras en los supermecados, farmacias , restaurantes y empresas importante en convenio con Rappi, cientos de miles de personas consiguen un slario,  a pesar de que no tienen estuduos ni experiencia, gracias a que una compañía logró escapar de las regulaciones laborales.

Rappi es una de las compañías colombiana que con la ayuda de la aplicación es  considerada un «unicornio». Se le indica así por el nivel de  «levantamiento de capital» logran superar los USD $1.000 millones superados en un año para toda Latinoamérica.

Cómo funciona la aplicación móvil Rappi y que es?

La app para móviles tiene diferentes características que la han convertido en un éxito. Es una idea innovadora desarrollada gracias a una plataforma de fácil uso. El objetivo es conectar a personas (usuarios de la app) con productos y servicios usando tecnología y una logística de entrega muy particular.

Rappi es muy atractiva para el consumidor porque a través de la app es posible conseguir casi cualquier cosa, se puede hacer pedidos a restaurantes, farmacias, solicitar un servicio de cerrajería o lavandería, comprar maquillaje o ropa, e incluso, si no quiere ir al cajero, le llevan dinero en efectivo y se lo descuentan de su tarjeta.

La idea es simplemente maravillosa, sin embargo, el éxito de la app tiene otro ingrediente fundamental: la logística de entrega que escapa de las regulaciones laborales.

Los problemas de un mercado laboral lleno de regulaciones

Desde hace muchos años los economistas liberales han insistido en los efectos nefastos -tanto para los empresarios como para los empleados y toda la sociedad- que traen las regulaciones en el mercado laboral.

Entre más difícil sea despedir a un empleado más difícil será contratarlo. Si por las regulaciones laborales impuestas por el gobierno de turno hay que pagar sumas elevadas cuando se despide a un trabajador, el empresario tendrá que ser muy cuidadoso a la hora de contratar y las oportunidades de empleo serán menores, sobre todo para los más pobres.

Si el empleador pudiera despedir fácilmente a sus empleados, sin meterse en problemas legales por «despido injustificado» y sin tener que pagar indemnizaciones costosísimas, podría darle la oportunidad de trabajar a personas que incluso no tienen experiencia comprobada o credenciales, pero que podrían ser muy buenos trabajadores.